Saturday, August 02, 2008

El privilegio del cáncer



"En una conferencia que di esta semana, una señora pobladora muy sabia, como muchas con las que trabajo, que además sabía lo que me ocurre, me dijo una frase maravillosa que me hizo pensar mucho. Me dijo “Usted, pilarcita tiene tiempo para amar, a mí, mi amor, se me fue de un segundo para otro con un infarto, usted tiene tiempo”.Que cierto es lo que me dijo. El cáncer produce ese regalo, da tiempo. Da tiempo para amar, para reparar, para perdonar, para cerrar lo que esta pendiente. Razón tenía el Padre Hurtado cuando decía que su cáncer era una bendición que le permitía despedirse de buena forma de todos los que amaba.


Este tiempo no es sólo un regalo para quién vive el cáncer, sino también para quienes acompañamos a esa persona, porque nos permite poder entregar todo lo que tenemos y así quedarnos en paz en el momento de la partida. Como ser feliz es una decisión, se decide ser feliz a pesar de la enfermedad y además sucede que está comprobado científicamente que, mientras mejor sea la actitud de la familia, mejor será la actitud del enfermo lo que incluso repercute en el tiempo de vida que ese enfermo estará con nosotros. Como el ser humano parece que aprende cuando le pasan cosas, quiero transmitir con toda humildad el que se valore la vida cuando se tiene, y se cuide la salud cuando se tiene. Yo gracias a Dios, soy feliz y creo que todo se puede vivir con alegría, las dificultades enseñan y eso hace que la vida sea maravillosa y digna de ser vivida.


A los que sufren fuerza y ánimo y a los que no lo están haciendo, a los que están con el cielo despejado, ayuden a otros y agradezcan lo lindo que tienen. Todo en la vida, lo malo y lo bueno, es necesario de ser vivido."




Pilar Sordo
____________________________________________




Al tenor de lo expuesto por la sicóloga Pilar Sordo, no queda más que rendirse, aunque no todos son lo suficientemente generosos para transar frente a lo inminente, no hubiese querido ser un privilegiado, estos eventos descomunales nunca le van a pasar a uno, me queda la tranquilidad que fui yo el escogido y no alguno de mis cercanos amados, antes de enfermarme, estaba preocupado, pues, estadísticamente, nada había ocurrido en la familia hasta ese momento, sabía que sólo por probabilidades a alguien le iba a tocar...fue a mí.


Efectivamente cuando tenemos conciencia de la cercania de la muerte, el tiempo cobra otra dimensión, nuestras acciones hacia el projimo son diferentes, nuestra actitud frente a las cosas materiales también difiere de como era antes de, todo se potencia, yo disfruto más de todo, a algunas personas les cuesta entender como vivo en las condiciones en que me encuentro, no entienden que estoy en equilibrio, si así no fuera no podría trabajar y hacer una vida normal, como en la imagen del inicio estoy haciéndole "verónicas" a la muerte, necesito de los "oles" para no sentir que no estoy sólo, en verdad sé que no estoy sólo, tengo a mi compañera que es vital para mi, a pesar de todo...yo me sigo conformando con poco... y de ese poco...solo un poco.

1 comment:

Alma said...

La vida nos depara tantas pruebas en la vida. La que te ha tocado es fuerte, pero tienes entereza para sobrellevarla my dear fictitius Father...
A kiss for you, dear friend...

Tiempo sin pasar, pero siempre recibiendo con cariño y alegría tus palabras estabilizadoras. Siempre tienes pequeñas frases que me hacen aterrizar en medio de las rabias paridas que dejo ver en el blog. Ahora yo te digo que siempre estás presente, querido amigo...

Un beso y un saludo para todos los tuyos y para tí desde Talca, París y Londres

Soul, your fictitius daugther