Tuesday, November 07, 2006

Exiliados puertas adentro



Son millones los chilenos que arrastran existencias miserables, pero que carecen de los contactos o las agallas para irse muy lejos de esta maravilla de país


José María Muñoz
(21/08/06)

HAY ALGO PEOR que tener que irse de Chile y que sentir que este país hace mal cuando se viene de visita: ser un exiliado en tu propio país, es decir tener que permanecer aquí porque no queda otra, pero acumulando frustración. Es lo que le sucede a millones de chilenos que acá sobreviven al pedo.

Es mucha la gente que nada tiene que ver con derechas beatas de ladrones y criminales, ni con concertaciones corruptas e incompetentes ni menos aún con izquierdas vociferantes de los derechos de todo tipo, pero haraganes a la hora del trabajo e intolerantes como la derecha más Opus Dei.

En Chile hay miles de exiliados que viven excluidos dentro de las fronteras del propio país, pero que jamás alzan la voz ni tienen la oportunidad de llorar el destierro en otros lugares del mundo y que se les escuche, si es que no alcanzaron a agarrar un pedazo de la repartija que han hecho del país los otroras adalides del marxismo semianalfabeto e ideológico.

En Chile es mucha la gente que está descontenta, ya sea con los bajos sueldos, con la inmundicia y la corrupción conforme a la ley que cada día se observa en la calle y en todas partes, con los empresarios abusadores que se enriquecen día a día mientras el resto se empobrece, la delincuencia callejera hace nata, lo mismo que la de cuello y corbata, la Justicia se muestra inoperante y otra serie de cosas que desde afuera no se ven.. Sin embargo, millones se bancan todo esto en silencio para mantener el salario "acorde a mercado" de 150 lucas.

En este contexto de país, los verdaderos exiliados son los que no pertenecen a las mafias políticas y/o herederas, los que se han ilusionado con el cuento de que en Chile el trabajo propio sirve para salir adelante, pero no han tomado en cuenta de que todo está ocupado por intereses, ya sea de uno u otro lado, para favorecerse mutuamente y mantener todo igual. Por eso es que tenemos una de las movilidades sociales más bajas del mundo: si naces pobre, lo más probable es que mueras pobre, a pesar, muchas veces, del instituto o la universidad. De la misma forma, si naces adinerado, aunque seas el imbécil e inepto más grande del mundo, lo más probable es que mueras siendo también adinerado. Sucede lo mismo si naces en una familia de politiqueros, de "artistas", o de pungas o maracas con buenos contactos; ése es nuestro Chile, país de los herederos y sus lameculos serviciales.

Los integrantes del 5% más rico del país perciben un ingreso 200 veces superior al del 5% más pobre. Por eso, Chile es deprimente, tenemos un coeficiente de Gini de entre 0.55 a 0.57: si somos objetivos con este dato, somos ante el mundo un país tan injusto como Swazilandia, Brasil, Lesotho o Sudáfrica, países con apartheid racial y paradigmas de la injusticia, corrupción y tercermundismo. ¿Por qué Chile debe ser distinto y considerado mejor? En rigor, nuestro país es un Estado que en su interior aloja a dos naciones, una, la de los herederos económicos, culturales y políticos, y otra, la de los pobres huevones que sólo se sacan la mierda trabajando para un lote de familias de cafiches y ladrones que parasitan del Estado y los recursos naturales del país. Para el resto no hay nada, ni siquiera derecho a enfermarse y ser bien atendido, o a tener una vejez con una pensión digna por estar en una AFP.

Y todo esto, gracias a nuestro sistema político, el mismo que los señores ahora no quieren cambiar, vociferando y amenazando, como siempre, ante el miedo a perder sus granjerías y privilegios, como dijera el iluso de Salvador Allende, cuando confiaba en todos los oportunistas que hoy nos gobiernan y se llenan los bolsillos a vista y paciencia de todo el mundo.



Recopilado por dpm
07-Nov-2006

4 comments:

Daniel said...

El Coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini. Normalmente se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y todos los demás ninguno). El índice de Gini es el coeficiente de Gini expresado en porcentaje, y es igual al coeficiente de Gini multiplicado por 100.

Alma said...

My dear ficititus father...
Que quieres que te diga... La realidad de estas personas es algo de lo que no me había percatado, es como si te encertraran en una jaula para observar a la fuerza todo lo que te molesta...
La verdad es que este país ya me esta hartando, hay tanta mierda junta en un solo lugar y sin mebargo nosotros debemos soportar y soportar el aire enrarecido que se acumula en nuestros pulmones producto de tanto escándalo sin sentido...
Es obvio...
El exilio en el propio país nos ha alcanzado a muchos...

Dear friend... mi vida esta recien comenzando, pero a veces siento que ha avanzado demasiado rapido... Son cosas que me pasan a veces que no puedo decir a nadie, por eso es que mi espacio bloguistico es, de alguna manera, mi pañuelo a la hora de enjugar algunas lagrimas virtuales...
Te agradezco tus palabras y prometo subir el ánimo por mi bien y el de quienes me rodean...

Que estés muy bien, como siempre con temas candentes tú...

Saludos desde Talca

Alma

Alma said...

Hello Dan...
Recibi las fotos... Me encantaron todas, dejame decirte que ambos se veían estupendos...
Que estes muy bien, my dear fictitius father...

See you next time...

Alma

Alma said...

Murio...
Chile se deshace del cacho!!!
Y tu.. como reaccionaste ante esta noticia??