Friday, June 16, 2006

Dia del padre ó ¿como quieres que tus hijos te recuerden?

Recuerdo haber asistido a una escuela para padres hace unos 25 años atrás…ayer solamente…”que 20 años no es nada …”
Una pregunta hicieron los conductores de la “escuela”:

¿Cómo les gustaría que los recordaran sus hijos?


- Que felicidad cuando me fuiste a dejar en mi primer día de clases a la Escuela Olea, todavía recuerdo el beso y el abrazo que me diste, más esa moneda para comprarme un dulce. No me tomaste fotos, en esos tiempos no era muy común tener cámaras fotográficas y nosotros no teníamos, en fin me sentí respaldado venciendo el miedo natural de mi primer día de clases con un regimiento de niños desconocidos.

- Que alegría cuando me llevabas a los columpios de la plaza Bogota a disfrutar del aire libre y aprovechabas de comprarme ese helado que a mi tanto me gustaba.


- Nadie gozaba más con la celebración que hacías de mis cumpleaños, con gorros, serpentinas, y una rica torta que compartíamos con mi hermano y amigos.

- Cuanto me entretenía con las revistas de monitos que nos traías, ya que en esos tiempos todavía no llegaba la tele, y la única entretención era la radio y las revistas.


- Que lindo fue veranear contigo y disfrutar de la arena y playas de Quinteros, entrar al mar de tu mano con la seguridad que nada podía pasarme.

- Cómo olvidar ese día tan especial cuando me regalaste esa bicicleta aro 26 blanca que fue la envidia de todos mis amigos y los no tan amigos también.


- Contento te pusiste cuando comprobaste que había aprobado el examen de admisión al gran Instituto Nacional y me premiaste con una gran once en el café Paula de la calle Ahumada.

- Orgulloso me sentía que participaras de las reuniones de apoderados del colegio pues me reafirmabas y sentía tu respaldo y preocupación por mi y mis cosas.


- Valoro el hecho que hayas sido comunicativo con nosotros para nuestra formación moral y ética, diciendo y aportando el consejo justo en el momento oportuno.

- Valore profundamente ese regalo que me hiciste cuando egresé de mi enseñanza secundaria, ese juego de lapiceras que era recuerdo de tu hermano fallecido.


- Gracias por guiarme en mi camino hacia la universidad y no poner trabas de ninguna especie para poder desarrollarme como persona.

- Gracias por hacernos partícipes de tus negocios e inversiones para darle a nuestra madre una vejez cómoda y sin apreturas pensando siempre en nuestro bienestar colectivo como familia.


- Celebro tu actitud generosa con nuestra madre que siempre se esmero en atendernos como príncipes y tu siempre trataste de darle en el gusto en todo dándole la libertad necesaria para que se realizara como persona.

- Padre mío…gracias

_____________________________________________________________________________



Hijas mías de mi corazón, ustedes saben fehacientemente que todo el ensayo anteriormente escrito, no tiene nada que ver con mi realidad de hijo respecto de mi padre, es una letanía que ya tengo asumida y no me causa ningún dolor y ni la más mínima pena, con los años el pellejo se va poniendo más duro e impermeable a este tipo de remembranzas que ya son sólo historia, sólo las he descrito a manera de recuerdo anecdótico ejemplificando en la persona de mi padre el arquetipo de un no-padre universal.


Efectivamente nadie le enseña a uno a ser padre, la única referencia son los que nos dieron la vida…mi vida, nada me deben, nada les pido, excepto honrarme, si me he equivocado ha sido sin intención, no me juzguen, no me mal traten, no me mal digan, creo que no me lo merezco ni me lo he ganado, al final cosecharé lo que haya sembrado, lo único que me importa es que ustedes sean felices, vuestra felicidad es mi felicidad, cuando vivan la experiencia de criar unas personitas pequeñitas desde el día uno… me entenderán perfectamente.


Espero me recuerden como alguien que se esforzó por ser menos malo cada día, predicar con el ejemplo, que trató de ser buen padre siempre y que tengan claro también que así como hay hombres que no aprenden nunca a ser PADRES hay mujeres que sólo saben parir y nunca aprenden como ser MADRES .

5 comments:

Daniel said...

Gracias por sus regalos Pauli, Angelita y Dani, abarcan todo mi espectro sensitivo.
Un abrazo

dpm

Alma said...

Coincido contigo Daniel,m a nadie se le enseña a ser padre en esta vida.
Mi propio padre... nunca recibió muchas demostraciones de cariño de niño y ahora él es así conmigo. A veces es inevitable reflejar en nuestras acciones como padres lo que se vió de nuestros progenitores en la niñez.
FELIZ DÍA FICTITIUS FATHER
Lee mi post, ahora no copie ni pegue... Aunqwue creo que me quedó un poco incoherente,, ja
Saludos
SOUL

Alma said...

Te recomendaria cambiar la plantilla... creo que se te descuadró toda.
Saludos
Alma

Anonymous said...

Y yo como no te hice ningún regalo no estoy dentro de tu "espectro sensitivo"... Qué bonito que me dejes fuera.. Si hubiese tenido plata, claro que te hubiese regalado algo... O me dirás:"El mejor regalo hubiese sido que estuvieras conmigo".
Como no creo eso, me quedé fuera...Qué loco, volver a la misma estupidez de hablarse por internet....La otra hija...

Alma said...

Te ayudo a reorganizar your blog dear Father???
Saludos
Alma, la nueva habitante del Real world :(